Nota Importante

Para la correcta comprensión de los documentos societarios, es muy importante entender una serie de puntos:

El objeto de todos ellos es facilitar y esclarecer al máximo la situación y perspectivas de la compañía para que los nuevos inversores puedan realizar sus aportaciones con las máximas garantías y que los socios vigentes obtengan toda la información actual del estado de la misma.

Por ello, es fundamental que entiendan el factor fechas, fundamentalmente del papel notarial, o documentos elevados a escritura pública, y la información que queda pendiente de escriturar, ya que muchos hitos u obstáculos de la compañía, que están previstos en dicha documentación elevada a escritura pública, han podido variar.

Toda la documentación actual o posterior a las juntas de accionistas será registrada y elevada a escritura pública trimestral, semestral o anualmente, según corresponda a las necesidades.

Es importante entender también algunos conceptos propios, que puedan chocar frontalmente con imposiciones legales, como el hecho de que una sociedad limitada emita o venda acciones, como si de una sociedad anónima se tratara. Así sucede, por ejemplo, con el documento societario número cinco, en el apartado modelo de suscripción de acciones. Esto se debe a que aunque el capital suscrito de la compañía es suficiente para ser anónima, y en consecuencia vender y poder denominar acciones a las participaciones, al haberse constituido aportando la propiedad industrial, y no con capital líquido, la sociedad precisa de una valoración independiente, cuyo resultado estará al servicio de todos los accionistas. Es por esto que en el punto número 1 del pacto de accionistas se acuerda en convertirnos en sociedad anónima.

Mientras tanto, para conseguir el mismo fin y efecto, la fórmula adoptada es la venta del accionariado del máximo accionista, Talismanus Holland Home S.L., según indica el documento societario número cinco.  Posteriormente, este capital es aportado a la sociedad íntegramente y Expansión Kemwek S.L. a final de año retribuye únicamente a la sociedad vendedora los impuestos derivados del hipotético beneficio de dicha venta con prima. Es una solución jurídica a la imposibilidad teórica de que una S.L. pueda emitir acciones, y entendiendo esta fórmula como  la que mejor procede en derecho del documento societario número 1 cláusula 5.